Crónica de la 15ª edición de la Maratón d’Empúries.

Primeras sensaciones

Llego a mi doceava maratón con un kilometraje similar al maratón de valencia pero con menos calidad tal y como demuestran los tests previos.

Para variar llego con problemas de salud (el viernes no fui a trabajar con décimas de fiebre y amigdalitis). Pero qué le vamos a hacer, lo hemos preparado y lo vamos a intentar. Además la noche del sábado he descansado bien, y ya tendré oportunidad de abandonar en los 2 pasos previos que hacemos por meta.

 

Alojamiento

Por error reservé hotel en El Estartit, que está a 18 km de la salida, lo ideal es hacerlo en la misma población de La Escala, pero la verdad hemos estado francamente bien y con una oferta gastronómica muy destacable y para todos los bolsillos.

 

Organización de la Maratón d’Empueries

El Maratón de Empúries celebra su 15ª edición y es campeonato de Catalunya, con los que se preveen que los cracks de la especialidad aparezcan por aquí.

En esta edición, también se celebra de forma simultánea la media Maratón y un poco más tarde dan la salida a la prueba de 10k. También hay 2 categorías más: minimalista y descalcista. Y los descalcistas lo llevan a rajatabla, no han dado la salida y ya los ves caminar con chándal entre las piedras, descalzos….

 

Inscripciones y registro de participantes

El día anterior, a las 5 de la tarde, si añades 1 euro a tu inscripción te da opción de competir en una prueba muy concurrida de 5km. Es una organización de muy estar en casa, la feria del corredor por decir algo -sólo hay una carpa con material-, se hace en el Pabellón deportivo, donde al primero que veo es a Rafa Pérez Silva, que va a hacer de liebre de 3:15.

Cuento las páginas de inscritos y no llegamos a 400 en el maratón y unos 600 en el medio maratón. Inscritos en el 10k sí se ven muchos más.

¿Que ver el día antes de la maratón?

Nos da tiempo de hacer en el mismo pabellón un tast de Anxoves de l’Escala excelente. (el vino no tanto). Nos acercamos a la zona del museo y el yacimiento arqueológico donde está todo preparado para mañana y en ese preciso momento dan la salida de la carrera de 5 km.

En la primera vuelta van 2 chicos muy destacados del resto del grupo, llevan tanta distancia que en la zona de S. Martí d’Empúries los que le siguen casi se equivocan de trazado, si no les llego a indicar, (las 2 voluntarias estaban de palique con unos soldados ataviados de época… ).

Día de la Maratón

Llega el domingo, cinco soldados griegos nos escoltan por las ruinas de Empúries en un trayecto de 300 metros hasta la salida. Somos unos 900 guerreros/guerreras entre las 2 pruebas. No hace frío ni amenaza lluvia, vamos cómodos con camisetas de tirantes y dan la salida.

 

La Salida!

La salida es en el paseo de Ronda dirección Sur a La Escala, es más bien bajada para llegar a una subidita 200 metros. Ya estoy viendo que esto va a ser duro. Me propongo dejar escapar la liebre de 3 horas para centrarme en ir a 4:20 (marca objetivo 3:05-3:08).

Km-1

Llegamos al km.1 y damos la vuelta completa dirección Norte, dirección St. Pere Pescador por la carretera principal . No las tengo todas conmigo porque estoy pendiente de la aparición del temido viento. A esa hora hace calor, pero el viento en ese tramo va a favor. La carretera tiene de todo, llanea, baja y sube ligeramente, en fin, esto va a ser duro y empiezo a echar todos los mocos habidos y por haber. En el km. 6 llegamos a la zona de los campings donde hemos de hacer el giro de 360 grados para volver dirección La Escala. Hace viento, pero no es lo peor, desaparece el sol y nos cae una lluvia constante y ya no voy a 4:20, a duras penas voy a 4:25-4:30.

Km-11

Hacemos primer paso por meta (coincide con el km.11), mi mujer me avitualla y como está preocupada le digo que voy bien. Nos dirigimos al Sur, bajada, repechón y quizá la parte más bonita de la carrera, que es callejear por La Escala, la gente está guarecida en los bares y terrazas y es desde donde te pueden animar, al final desaparece la animación y nos adentramos en la zona portuaria y residencial donde ya no ves a nadie, pero tienes que llegar a la alfombra del km. 16 donde tienes que dar la vuelta nuevamente.

Km-16

En este punto para de llover, pero el ritmo es de 4:30-4:35 por el callejeo y el evitar los charcos acumulados. En fin, mentalización y nos dirigimos al Norte con el objetivo de llegar vivo de nuevo a la zona de los campings. Estamos en la carretera nuevamente, no hay arco de la media maratón, sólo veo una marca en el suelo, miro mi reloj y veo que la paso en 1:34:30, aprieto los dientes me chequeo y me veo capaz de continuar. Voy totalmente solo, hay un corredor a 200 metros y veo muy lejos a los que vienen por detrás. Tengo pis y experimento la sensación de orinar en carrera. No es fácil apretar y no perder ritmo, pero lo consigo.

En el transcurrir de esta interminable carretera, la única diversión que hay es contar la posición en la que vas cuando te cruzas con los primeros. Me cuento y veo que voy el 48. Esto es muy duro, por supuesto nuestros acompañantes de la media ya han desaparecido. La chica que va primera, calculo me saca más de 2 minutos y se la ve muy entera. La liebre sub3 horas, sólo le quedan 3 unidades (¡y dos son liebres!).

Ya he encontrado motivación!, viene la liebre sub 3:15 por detrás con Rafa Perez y 8 unidades para que no me pillen.
Hago pues el giro, y vuelve a caer en el mismo punto que la vuelta anterior un chaparrón espectacular, es increíble. Paso un par de corredores, pero no nos podemos ayudar, van peor que yo.

Km-30

Llegó por fin al 2º paso por meta (km.30), mi mujer me da geles y isotónica, hago algún estiramiento y le digo en plan de coña que ahora empieza la carrera y que no abandono. Suerte que nos dirigimos a la Escala, donde es el único punto donde la gente te anima, y aparecen los últimos corredores de la media que empiezas doblar, e imagino que algún otro maratoniano.

La lluvia no para y cada vez hay más charcos que ya no me importa pisar, mi ritmo es de 4:40 y con el objetivo de llegar al km. 37 para el tercer y último gel y gestionar mentalmente los 5 últimos kilómetros. El isquio noto que se me sube, pero si aflojo estoy seguro que llego, mi preocupación ya no es la clasificación por categoría –me he cruzado por lo menos con 3 corredores granaditos que me sacan mucha distancia-, sino mirar atrás y controlar los 2 minutitos que le llevo todavía a Rafa Pérez. El chico que llevo delante lo tengo a 50 segunditos, me quedan fuerzas pero no me atrevo a cambiar que no pete el músculo.

Km-41

De verdad, es tan larga la carretera que el 40, 41 se te hacen interminables, apreto y voy a 4:20 de nuevo (por las ganas de llegar), giramos en el cruce y nos metemos en la Ronda de las ruinas por fin, ya lo tengo, veo el km. XLII ¡!, mi mujer cámara en ristre y por fin público que te aclama.

Gracias family, mister, compañeros y por supuesto el que cuida mis músculos. (siempre llegan perfectos el dia D).

Finisher, 3:13:32 a 4:35 media, posición 41, 5º de categoría.

 

-Empuriom, April XXIX -MMXVIII-